Capítulo 18 :Cuando habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga - gottabeyou1d

Gotta Be You

Porque no existe nadie más, tienes que ser tú

Capítulo 18 :Cuando habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga

Hola lectorciñas nuestras =) Aquí la pesada de Sara de nuevo con otro de sus largos capituliños... =S Lo siento mucho, de verdad,pero este creo que os va a resultar divertido ¡¡Creo!! No lo sé, a mis compañeras se lo parece... Y los siguientes serán míos también porque parece que mi avance no acaba nunca =S Lo que haremos cuando pasen cosas como esta, como tenemos muchos avances kilométricos, es esto: subirá la que haya escrito el avance hasta que se acabe y se restablezca el orden de antes =) De todos modos se nos distingue en las introducciones por los colores y tal xD Por último deciros que las que nos comentais por twitter lo hagais mejor por aquí, por favor, porque así nos enteramos las cinco y de la otra manera solo se enteran las mencionadas

¡Muchas gracias por aguantarme y a leer! =D ¡¡Os adoramooos!! ^^

 

 

 

- A ver, escuchadme - Era Harry el que estaba entonces al teléfono. - ¿Qué os pido para comer?

- ¡Lo que tú quieras! - Contestó Louis. - Que si no va a haber miles de opiniones diferentes.

Harry asintió y continuó hablando con el servicio de habitaciones.

Tras un rato charlando, llamaron a la puerta y Lidia abrió. Pasaron carros y carros de comida. Una vez estaban todos dentro, la chica agradeció el servicio.

- ¿Qué tal está eso? - Le preguntaba Niall a Louis, mirando su plato.

- ¡Riquísimo! - Contestó él.

- Aaah... - Niall no apartaba la vista del plato de su amigo. - Sí... Lo mío también estaba muy rico. Pero si me dejaras probar...

- ¡Ni en sueños! - Le dijo Louis riendo. Niall apartó la vista, apenado. - Venga hombre, era broma...

El rubio sonrió de oreja a oreja.

- Qué gordo, madre mía. - Rió Sara.

- Soy de buen comer. - Aclaró Niall picando del plato de Louis.

Sarita negó con la cabeza.

- No sé cómo no estás lleno. - Dijo.

- Este es como mi hermano, Sarita... ¡Un pozo sin fondo! - Contestó la mayor.

- ¡Sí! ¡Igualito! Que comen y comen pero físicamente siguen perfectos. - Dijo Sarita. Niall, al lado de Sara, se atragantó al oír aquello. Louis se echó a reír. Y la chica se sonrojó. - Lo decía por lo delgados que estais...  - Aclaró.

- ¿Y de dónde sois? - Le preguntó Lidia a Matt y Jack.

- De Francia. - Contestó el primero sonriente.

- ¡Ah! ¡Franceses! ¡Sara, tía, son de Francia! - Maka llamaba emocionada a su amiga, que la miró sonriente.

- ¡Buah! Maka y yo adoramos Francia. - Dijo esta.

- ¿A que Niall está delgado, Sara? - Sarita reclamaba a la mayor.

- Sí... - Respondió ella con cara de cansancio.

- ¿En serio? ¿Os gusta Francia? - Se interesó Jack.

- ¡Sí! Y sabemos hablar francés. - Respondió Maka con orgullo.

- ¿Fuisteis alguna vez? - Preguntó Matt.

- Ella nunca... Aunque le encantaría. Pero yo sí. - Dijo risueña. - Me encantó.

- A mí el francés siempre se me dio como el culo. - Susana rió.

- Doy fe. - Corroboró Lidia. - ¿Y por qué vinisteis a Irlanda? - Les preguntó a los chicos.

- Nos apetecía viajar y nos vinimos aquí por recomendación. ¿Vosotras? - Respondió Jack.

- De gira. - Dijo Maka con una sonrisa. - Con ellos.

- ¿Sois las teloneras? - Preguntó Jack.

- No... Las bailarinas. - Contestó Lidia.

- Aaah... Pues nosotros nunca imaginamos que fuésemos a coincidir con "One Direction" aquí... ¡Y menos con unas bailarinas tan guapas! Si no hubiésemos comprado la entrada del concierto. - Dijo el pelirrojo.

- Oooh... Qué cuquis. - Susana respondió alagada.

- No os habría dado tiempo. - Intervino Zayn. - Se agotaron hace meses.

- Pero podemos vernos después del concierto. - Maka le lanzó una mirada asesina al chico.

- ¿Sí? Estaría genial. - Opinó Jack.

- ¡Claro! - La chica lo miró contenta. - Nosotras nos quedamos aquí una semana, hay tiempo de sobra para quedar.

- ¿Y cuántos años teneis? - Harry los interrumpió.

- Diecinueve. - Contestó Matt.

- ¿Los dos? - Insistió él.

Ellos asintieron y Harry miró a Susana con las cejas levantadas. Se hizo un silencio. La chica le devolvió una mirada de enfado y volvió a dirigirse a los dos amigos.

- ¿Qué os parece si salimos hoy por la noche? - Les propuso ella convencida.

- ¡Perfecto! - Dijo Jack.

Al acabar de comer, cada uno volvió a su habitación para arreglarse para la noche. La pasarían en la discoteca del hotel, ya que de esa manera estarían cerca de sus habitaciones para volver a descansar.

- Voy a la 503, al cuarto de Susana y Sarita. - Informaba Sara a Zayn mientras cogía ropa. - Para cambiarnos y eso.

- Sí, supongo. - El chico hacía zapping sentado en el suelo.

- ¿Estás bien? - Le preguntó ella extrañada antes de salir. Él asintió. Sara se acercó sonriendo y se agachó a su lado. - Pues quita esa cara de enfurruñado... - Le dijo.

El chico la miró exhibiendo una mueca exagerada que pretendía hacer llamar sonrisa. Sara se echó a reír.

- No me sale. - Contestó Zayn.

La chica suspiró.

- Lo pasaremos bien, tonto... - Dijo abrazándolo. Se levantó y fue hacia la puerta. - ¡Hasta luego! - Se despidió saliendo de su cuarto.

 

- ¡Azul, azul! - Le decía Maka a Niall mientras cogía su ropa.

- ¿Azul? - Él miraba la camisa poco convencido.

- Azul es muy bonita... ¡Y te hace juego con los ojos! - Opinó la chica risueña.

- ¿Y por qué no lila?

- No, no... Mira, si la azul no te gusta, a ti el color que mejor te sienta es el rojo.

Niall se acercó a su maleta y sacó una camiseta roja.

- ¿No prefieres camisa? - Le preguntó a su amiga.

- Sí, la verdad es que sí... Pero es igual, te queda bien cualquier cosa... - Le dijo Maka.

El chico se ruborizó.

- ¡Boh! - Dijo tímido. - Seguro...

Maka se puso seria.

- No me vayas a decir que no, porque es verdad... El que es guapo, es guapo.

- ¡Tú eres guapa! ¡No yo! - Le dijo el chico sonriente. Ella se rió. - Lo que voy a hacer es llevar la azul y preguntarles a ellos si tienen algo rojo mejor ¿Vale?

- Vale, bien. Pues hasta la noche. - Le respondió Maka mientras él salía de la habitación camino a la de Zayn.

El chico se encontró con Sara en la puerta de la 503.

- ¡Señorita! - La llamó en español. Ella lo miró sonriente mientras lo veía acercarse. - No te arregles mucho, que después ligas y me abandonas... - Le dijo haciendo pucheros. Sara negaba con la cabeza. - Y espero que me concedas un baile.

- ¡Por supuesto! - Contestó contenta. - Una cosa... Niall... Tú... ¿Estás muy mal con Liam?

La expresión alegre del rubio cambió.

- Bueno... - Dijo. - ¡Es que me molestó mucho que te tratase así hoy!

- Pero yo también me pasé.

- ¡Sí! ¡Pero tenías motivos! - Dijo el chico.

- A mí me da pena que estéis peleados... - Le dijo Sara.

- A mí también me la da, pero si él quiere que estemos bien que no se meta en las discusiones que tienes con Danielle... porque entonces también me voy a meter yo. - Contestó con seriedad.

Ella sonrió con cariño.

- Bueno, pues tú se lo dices así y ya verás qué rápido lo arreglais.

Él sonrió también y se acercó para abrazarla.

- Aaay... - Suspiró. - No te preocupes, esta noche a divertirse. - Le dijo el chico.

Sara asintió.

- ¡Ponte bien guapo, pareja de baile! - Dijo ella llamando a la puerta.

- ¡Sí! Que ya me aconsejó Maka. - Afirmó Niall, alegre.

Susana abrió la puerta. Sara le dio un beso en la mejilla a Niall.

- Impecable, entonces. - Le dijo entrando. - Hasta la noche.

- Hasta la noche, chicas. - Se despidió él de todas.

- A ver - Su prima cerró la puerta, nerviosa. - ¿Vestido o pantalón?

Sara negó.

- Enséñame lo que tienes pensado.

- Abridme, putis. - Se escuchó a Maka fuera.

La rubia abrió con rapidez.

- ¿Tú qué te vas a poner? - Le preguntó en cuanto su amiga estuvo dentro.

Maka se encogió de hombros riendo.

- No tengo ni idea. - Contestó.

 

- ¡No os pongais muy sexys! - Le decía Harry a Lidia saliendo de su cuarto y cerrando la puerta. - Aunque eso sea difícil...

- Pero vamos a ver, histérico ¿A ti qué te importa? - Preguntaba ella entre seria y divertida.

- No los conoceis de nada... ¡Y esos tíos te digo yo que no tienen pensamientos puros!

- Pensamientos puros dice el idiota... Nosotras podemos hacer lo que nos dé la gana, somos mujeres libres. - Replicó Lidia.

- ¡Lo sé, lo sé! Pero yo los tengo calados... Hazme caso, por favor... - Le pidió él.

- Menudo exagerado. A ti lo que te importa es que Susana pueda querer algo con alguno de ellos. - Contestó la chica con picardía.

- Lidia, no voy a admitir que estoy pillado por ella porque sería mentira... - Decía Harry serio. - Pero no quiero que se le acerquen porque es una niña y esos pueden pretender cualquier cosa, y...

- Sí, ya, ya, cantamañanas... ¡Es una niña que te tiene pillado! - Rió ella dejándolo, desesperado, frente a la puerta de la habitación de Zayn. - ¡Hala! ¡Chao celoso!

Lidia fue a la 503 y allí se encontró con sus amigas en plena elección de modelito.

- ¡Vestido! - Decía Maka.

- ¿Yo también? - Preguntaba Sarita dudosa.

- No. - Maka daba opiniones sin ton ni son. - A ti el pantalón corto con la camisa y la americana te va perfecto. - Le dijo a la pequeña.

Ella obedeció y se cambió rápidamente.

- ¿Pero qué vestido? - Preguntó Susana inquieta.

- Maka ¿Me ayudas con el maquillaje? - Le pidió Sarita.

- ¡Ay! ¡Dejadme respirar! Que yo aún no sé qué me voy a poner. - Contestó ella cogiendo su maletín de maquillaje. - Ven. - Le dijo a la pequeña, indicándole que se sentase en una silla. - Susana, ponte el vestido beige.

- Yo ya estoy. - Lidia apareció con un pantalón pitillo blanco, un camiseta de tiras azul, larga, y unas Converse también azules.

- Qué raro que tú no te arregles... - Le dijo su hermana poniéndose los pendientes.

Sara pasaba al cuarto de baño para pintarse los ojos y peinarse. Llevaba una falda negra de volantes con una camiseta de manga corta, ajustada y blanca y unas bailarinas del mismo color.

- ¡Mierda! - Exclamó Maka mientras seguía maquillando a Sarita. - Me olvidé de los zapatos en mi habitación... ¿Susana, estás vestida?

La chica se ponía la chaqueta negra por encima de su vestido beige de palabra de honor. En los pies tenía unas bailarinas a juego con la chaqueta.

- Sí. - Respondió. - Dame la llave, que voy a por ellos.

Susana fue a la habitación de al lado y cogió las sandalias de tacón negras de su amiga. Salió y cerró con llave. Escuchó silbar detrás de ella y se giró.

- ¡Hola! - Corrió a saludar a un Liam sonriente.

- ¿Vais de fiesta? Paul os va a matar... - Dijo.

- No nos vamos lejos... A la discoteca del hotel. - Le explicó contenta. - Es que conocimos a unos chicos... ¡Buuff!

- Cuidadito, eh. - Advirtió él.

- Bah, tranqui, ya sabes que yo...

- Sí, sé que tú estás interesada en otro. - Liam pasó un brazo sobre los hombros de Susana y caminó con ella hasta la puerta de la 503. - Pues que lo paseis bien.

- Nosotras siempre... - Dijo con tono cansado. - ¿Y qué tal tú hoy?

- Muy bien, aunque algo solo... ¡No vino nadie! - Respondió el chico.

- Ya sabes que Danielle no es de nuestro agrado... - Él asintió, entristecido. - Te está dando problemas... - Liam la miró pidiéndole que no continuase. - Vale... - Susana suspiró. - Yo solo te digo que tu problema con Niall es una tontería tuya. - Liam abrió la boca para contestarle. - ¡Y no me repliques! Tengo razón. - Susana sonrió y besó su mejilla. - Y no harías mal viniéndote hoy. - Abrió la puerta de su cuarto y entró. Antes de cerrar se giró. - Los chicos están aquí al lado. - Señaló con la cabeza hacia la izquierda. - Te quiero tonto. - Le dedicó una última sonrisa y cerró la puerta dejando a Liam pensativo.

Sara salía del cuarto de baño con los ojos pintados en busca de su plancha. Lidia había ocupado el lugar de Maka alisándole el pelo a Sarita, ya maquillada, y Maka se miraba al espejo, con su vestido negro.

- ¡Ah! ¡Gracias por las sandalias, mona! - Fue hacia Susana sonriente y se calzó. - ¿Qué te parece?

La rubia la miró de arriba abajo.

- ¡Uuuuh! Cuánto vuelo ¿No? - Le dijo con una sonrisa traviesa.

- ¿Demasiado? ¿Te parece?

- ¡No seas idiota! Estás divina de la muerte. - La cogió de la mano. - Vamos a emperifollarnos.

Las dos se metieron en el cuarto de baño con Sara, Maka para maquillarse y rizarse el pelo y Susana también para maquillarse y para recogerse el pelo a los lados con unas horquillas.

Llamaron a la puerta.

- ¿Quién es? - Gritó Sarita guardando las llaves de las habitaciones en su bolso.

- Hola, soy Louis de "One Direction"...

La chica rió.

- ¡Ya vamos! ¡Ya vamos!

Sus amigas terminaban de echarse colonia y Lidia abrió la puerta.

- Venga gente, de fiesta se ha dicho. - Dijo sonriente, caminando hacia las escaleras.

Las demás salieron detrás de ella. Harry corrió hasta alcanzar a su amiga.

- Lidia... - Dijo con más desesperación que la última vez que habían hablado. - Te pedí que nada de ir sexys.

- Voy como todos los días. - Le contestó la chica intentando ocultar una sonrisa.

- Me refiero a...

- Harry... Sabe cuidarse solita... Y si alguno quiere algo raro, allí estaremos nosotros ¿No? Así que, si Susana no te interesa, no veo otro problema. - Dijo Lidia.

Él resopló quedándose atrás. Fue Sarita la que la alcanzó entonces.

- ¡Qué nerviosa estoy! Niall está guapísimo con esa camisa roja... Pero no me dijo nada de nada... ¿Crees que hoy puede pasar algo? No estoy demasiado arreglada ¿No? - Le decía, angustiada.

- Antes de nada, respira hondo. - Le contestó su amiga.

 

- Lo arreglamos. - Le decía Niall a Sara, alegre.

Ella le sonreía ampliamente.

-¡Genial! - Le dijo esta. - Así mejor.

- Sí, pero le advertí que si él se metía, yo también.

Sara rió.

- ¡Qué guapo estás tú hoy! - La chica lo miró de arriba abajo.

- Gracias a Maka, que me aconsejó, y a Harry, que me dejó la camisa. - Contestó. - Pero tú no puedes hablar...

- Yo nada... - Dijo ella.

- ¡No, no! Te lo digo totalmente en serio. ¡Estais todas que lo rompéis!

Sara se echó a reír ante aquel comentario.

 

- ¡Te dignaste a venir! - Susana andaba agarrada al brazo de su amigo.

- Porque Niall me convenció. - Contestó Liam.

- Niall... - Dijo ella risueña.

Él asintió.

- Por cierto, estaré yo para vigilarte con los chicos esos...

- ¡No me van a hacer nada, por favor! - Se quejó la pequeña.

- Harry y Zayn no opinan lo mismo...

- ¿Y te vas a fiar de esos dos, que son unos posesivos? ¡Anda, Liam!

- Bueno, bueno... Ya veremos...

 

- El pobre Louis camina junto a su mejor amiga Maka, alias "La ligona"...

- ¡Louis! - Maka se encontraba al inicio de un ataque de risa. - ¿Quieres dejar de decir tonterías?

- ¿Tonterías? Pero si yendo con semejante monumento... ¡Tú hasta me vas a quitar a todas las chicas! - Dijo Louis. Ella no pudo contenerse y estalló en carcajadas. Zayn, al otro lado del chico, andaba en silencio. - Zayn ¿Qué? Tú también estás picado porque no nos va a dejar ligar nada ¿Verdad?

- ¿Qué dices? Yo no estoy picado. - Contestó él.

- No... ¡Qué va! - Louis rió. - Con la cara que llevas, no me engañas.

- Es la cara de siempre...

- Aah... Pues nunca me había fijado en que tenías expresiones asesinas... - Respondió Louis.

Maka rió con más fuerza.

- Lo que tú digas... - Bufó el moreno.

 

Mostraron sus llaves a la entrada de la discoteca para poder pasar. El lugar estaba repleto de gente.

- No me imaginaba que hubiese tanta juventud en este hotel. - Comentó Louis.

- Ni yo. - Dijo Sarita mirando a su alrededor.

- ¡Hola! - Frente a ellos aparecieron Matt y Jack. - Por fin os encontramos. - Dijo el pelirrojo.

Todos se fueron saludando y Susana les presentó a Liam.

- ¡Aquí hace un calor horrible! Voy a por un refresco ¿Quieres algo? - Le preguntó este a la chica.

- No, muchas gracias.

Liam se alejó entre la gente con Zayn y Louis, hacia una de las barras. Sonaba "Glad you came"...

- ¡¡"Felonmi"!! - Gritó Sara juntándose con Sarita y Susana en rueda.

Maka y Lidia se unieron a ellas y las cinco bailaban con movimientos exagerados y cantando la letra inventada. Reían sin parar y Niall las seguía moviendo la cabeza al ritmo, también riendo. Cuando la canción acabó, se escuchó "Ayer la vi" de Juan Magán. Ellas, exhaustas, se separaron. Sara se fue directa a Niall, que le sonrió aproximándose para bailar. Lidia y Sarita se sentaban en una tarima cercana, cantando y riendo, con Harry, que miraba con mala cara a Susana y Maka, a las que se les habían acercado Matt y Jack para charlar. Liam y Louis volvieron riendo, bailando y bebiendo. Zayn simplemente bebiendo. Se sucedían las canciones y todo continuaba casi igual pero, poco a poco, Susana y Matt se iban alejando de Maka y Jack; Lidia y Sarita se habían levantado para bailar agarradas; Harry tonteaba con un grupo de chicas mientras intercambiaba miradas de enfado con Susana; y Louis y Zayn bebían una copa tras otra, el primero feliz, el segundo con su expresión de mal humor.

Harry se acercó a Susana y le hizo señas para que fuese a su encuentro.

- A ver qué haces con ese, que no lo conoces de nada...

- ¡Lo que me da la gana!

El chico se quedó con el ceño fruncido viendo cómo volvía a junto del pelirrojo. Él la imitó yendo de nuevo hacia el grupo de chicas.

- ¿Qué quería? - Le preguntó Matt a la rubia.

- Chorradas suyas. - Respondió ella, molesta.

- Está un poco celoso tu amigo ¿No?

- ¿Tú crees? - Algo parecido a una sonrisa apareció en la cara de la chica. Él la miró extrañado y ella se dio cuenta. - No te creas. - Le dijo. - Lo que le pasa es que tiene un carácter demasiado sobreprotector... Pero ya le dejé claro que yo sé lo que quiero.

- ¿Sí? - Matt esbozó una sonrisa aproximándose a ella. - ¿Y qué quieres?

Susana tragó saliva meditando la respuesta.

- Divertirme. - Contestó.

- Ya somos dos. - Matt apoyó sus manos en la cadera de la chica y se acercó todavía más a su cara.

Harry apartó la vista de aquella imagen respirando profundamente. Las chicas que lo rodeaban solo sabían mirarlo, reír y hablar sobre ellas mismas o sobre lo guapo que les parecía. Él tenía la mente en otro lado. Se disponía a ir otra vez a junto de aquella pareja, pero vio cómo Susana se apartaba del pelirrojo y caminaba hacia los aseos. El interior de Harry se calmó al menos unos instantes. Ni si quiera él entendía por qué le molestaba tanto aquella relación, pero suponía que era porque no se fiaba de aquel tío... Demasiado mayor, quizás.

 

-  ¡Te lo digo de verdad! - Insistía Jack.

Maka solo reía.

- No te creo, para nada. - Repetía ella.

- ¡Pero que fue tal y como te cuento! Matt se quedó con la boca abierta mirándoos y yo le dije que la cerrase, que a ti te había visto yo antes.

- Bueno, sí... ¡Qué mentiroso!

- Pero Maka ¿Tú te ves? ¡Si eres preciosa! - Le dijo él.

- Oh, muchas gracias. - Le respondió ella sonriente. - Pero voy a seguir sin creerte.

- Pues deberías... ¡Y te digo más! Casi me muero cuando apareció Zayn... Pensé que era tu novio o algo.

Maka volvió a reír. Había notado los ojos de Zayn clavados en ella toda la noche, no entendía por qué se ponía de semejante manera.

- Es un poco pesado, sí... - Dijo la chica. - Pero no, no somos nada... Nunca lo fuimos.

- Entonces tengo vía libre ¿No?

- ¿Vía libre?

- Ajá... - El chico se arrimaba a Maka más de lo que ya estaba. - Contigo.

Zayn también se acercaba lentamente, con movimientos torpes. Maka se puso nerviosa.

- Sí... Vía libre, claro... - Le dijo.

Jack, sonriente, agachó la cabeza con suavidad...

- ¡¡Joder!!

- Perdona, tío...

- ¡Zayn! - Maka lo miraba con ira. - ¿Pero de qué vas?

- No pasa nada, voy al baño a limpiarme un poco... - Zayn había derramado su copa por encima del polo de Jack. - Ahora vuelvo. - Informó este.

- Vale tío, vale... ¡Lo siento, eh! - Le decía Zayn mientras el chico se alejaba.

- ¿Se puede saber qué te pica? ¿Me lo puedes explicar? - Maka no se tranquilizaba.

- Fue sin querer. - Dijo él sin poder contener la risa.

- ¡Eres un subnormal! ¿Por qué te tienes que meter, a ver? ¿Por qué?

- Maka... Ese tío quiere más que un par de besos... - Zayn hablaba casi sin pronunciar, había bebido demasiado.

- ¡Te apesta el aliento a alcohol! - Le gritó ella enfadada. - Mira, lo que te molesta es que por una vez sea yo la que ligue y tú no tengas a nadie detrás... ¡Corre con alguna de estas tías! - Señaló hacia el centro de la pista. - Pero a mí déjame tranquila.

Zayn la miró cabreado.

- Ya está, no fue para tanto. - Dijo Jack al volver.

- Pero ahora me debes una copa. - Le dijo Zayn al chico.

- ¡Ah, sí! ¡Claro! - Contestó Jack. - Acompáñame.

- Pero ¿Cómo se puede tener tanta cara? - Maka no salía de su asombro.

Los dos chicos se dirigieron hacia la barra. Mientras, Sara y Niall, cansados, se sentaban en unos escalones que se encontraban al lado de una tarima; Louis, hasta arriba de alcohol, se había acercado a bailar con Sarita, que se reía con todas sus fuerzas, y Lidia, que empezaba a hartarse; Liam seguía con su refresco, apoyado contra una pared; y Harry, todavía rodeado, no le quitaba ojo a la puerta del baño. Susana tardó en salir.

- ¡Hey! ¡Susana! ¡Susana, escúchame! - Harry la agarró del brazo. - ¿Tú estás segura de lo que vas a hacer?

- Qué pesadito eres, eh... - Ella se soltó de su brazo.

- ¡Es que no lo conoces de nada! ¡Y nunca antes te había visto hacer algo así!

- Pues mira - Susana se acercó a él, seria. - tú lo haces casi todos los fines de semana y, supongo que para todo hay una primera vez ¿No?

- Pero... - Él tragó saliva. No tenía más argumentos. - ¿Pero cómo sabes que te puedes fiar?

- ¿Qué más da? Solo es una noche. - La chica se giró para volver a junto de Matt.

- ¡Tiene diecinueve años! ¡Ni quince, ni dieciséis, ni diecisiete! - Le gritó.

Susana lo miró de nuevo.

- Con eso no me dices nada.

Ella volvió a junto del pelirrojo. Harry la siguió con la mirada, esperando que recapacitase.

Niall invitó a bailar a Sarita; Louis decidió ir a por otra copa; Lidia se acercó a Maka, que esperaba por Jack; Liam vio a Sara sola y se sentó a su lado.

- Hola... - Le dijo él, temiendo que no hubiese respuesta.

- Hola. - Le contestó la chica.

- ¿Ya no bailas? - Liam trataba de propiciar una conversación.

- Estoy cansada.

El chico asintió.

- ¿Tienes sed? - Le tendió su copa. - Es Coca-Cola.

Sara lo miró a los ojos.

- No se me pasa con un "Hola" y un refresco. - Le dijo. Él se quedó callado, sin saber qué decir. - Yo nunca tuve ningún problema contigo, no entiendo por qué te empeñaste tú en tenerlo conmigo.

- Solo pretendía defender a Danielle... Entiéndeme, es mi novia y no era capaz de quedarme con los brazos cruzados viendo lo que le decían...

- Y yo soy tu amiga, o lo era ¿Me merecía ese trato? ¿Me merecía que no me creyesen? ¿Para qué me iba a inventar yo esas cosas?

- Nunca creí que te inventases nada, Sara... Pero tampoco soy capaz de creer que lo haga ella ¿Me entiendes? Mi situación es mucho más complicada de lo que pensáis. - Explicó Liam.

- Simplemente no te metas, ya está. - Contestó ella.

- Ahora lo sé, ahora sé que eso sería lo mejor...

Ambos se quedaron callados.

- Como tu novia se entere de que estás hablando a solas conmigo... - Sara rompió el silencio.

- No me puede pedir que me aleje de ti, porque no lo haría.

Ella lo miró fijamente y sonrió. Cogió su copa.

- Tengo sed. - Dijo, para después darle un trago.

- ¡Hey! ¡Qué cara dura! - Le dijo él, haciéndose el ofendido.

La chica reía.

 

En cuanto atendieron a Zayn, él y Jack volvieron donde estaban.

- Zayn, tengo una cosa que pedirte. - Le decía Jack sorteando a la gente.

- Dime, colega.

- ¿Tienes... Tienes un condón? - Preguntó el primero. No obtuvo respuesta, y se giró. - ¿Zayn?

El chico estaba parado en medio de la discoteca.

- ¿¿Cómo?? - Preguntó Zayn con los ojos como platos.

Jack se acercó para repetírselo.

- Un condón... ¿Tienes uno?

- ¡Voy a por bebida, Zayn! ¿Me acompañas? - Louis, tan borracho como él, apareció de entre la multitud.

- Tú no sabes lo que me acaba de decir este... ¡No lo sabes! - Gritaba el moreno señalando a Jack.

- ¿Qué te dijo? - Preguntó Louis extrañado.

- ¡Me pidió un condón! - Le contó Zayn a su amigo, aún incrédulo.

- ¡Ah! ¡Pero eso no es malo! - Louis echó una mano a uno de sus bolsillos. - Toma, chico. - Le entregó un preservativo, sonriente. - Y muy bien, eh... ¡Siempre, siempre con protección!

- Muchas gracias. - Contestó Jack volviendo a junto de Maka.

- Ahora acompáñame a por bebida. - Volvió a decir Louis.

- No, no puedo... Tengo que ir allí y... - Zayn siguió a Jack llevando a Louis consigo, colgado de un brazo.

- ¡He vuelto! - El último se lanzó hacia Sarita y Niall. - Pero sin copa. - El chico comenzó a reírse él solo.

Maka estaba otra vez acompañada por Jack y Lidia, al ver que Louis allí molestaba, se aproximó a él.

- Vamos Louis. - Le dijo con seriedad. - Es hora de ir a dormir ¿Sí? Sarita, dame las llaves de su habitación...

- Tiene Sara mi bolso. ¿Quieres que te ayude? - Le preguntó la pequeña.

- No. - Contestó ella sonriente. - Ya voy yo... No me cuesta nada. - Sarita asintió y la chica fue hacia su hermana. - Sara... Dame la llave de la habitación de Louis y la de la mía, por fa. - Le dijo.

- Yo te acompañaría, pero tengo que quedarme con esto... - Le dijo su hermana mayor entregándole la llave.

- Voy yo. - Liam se puso en pie.

- No, no. - Lidia insistió. - Voy yo que me quiero acostar ya... Y así tú le haces compañía a Sara.

Liam se sentó de nuevo.

- Como quieras...

- Chao, hasta mañana. - Se despidió la chica.

La vieron ir a por Louis y cómo este se resistía.

- ¡Vámonos! - Le decía Lidia.

- Pero yo no me quiero marchar... Quiero un baile más.

- No me seas caprichoso... ¡Que estoy cansada! ¡Y tú estás borracho! Y mañana hay concierto...

El chico se quedó mirándola fijamente.

- ¡Vale! - Dijo. - Pero porque tú me lo pides...

Los dos se alejaron de sus amigos hasta salir de la discoteca.

 

Zayn los observaba detrás de un desconocido, que charlaba en grupo con unos amigos. Jack se acercaba de nuevo a Maka, demasiado, y, segundos más tarde, los dos se besaban como si la vida les fuera en ello.

- Zayn... - Sarita se acercó a él y lo agarró del brazo. - Zayn, pareces un acosador... - Dijo, divertida. - Ven, vamos a bailar, anda... - La chica se había dado cuenta de lo que le ocurría a su mejor amigo y le hablaba con dulzura.

Él asintió yendo con ella, resignado.

- Ese tipo se quiere aprovechar. - Le decía a Sarita, mientras la sujetaba entre sus brazos.

- Bueeeno... Es su vida... ¡Y no le va a pasar nada! Que Maka no es tonta.

- Él me pidió un condón, Sarita. - Le contó Zayn.

La chica se separó con rapidez.

- ¿¿Síii?? - Exclamó boquiabierta. A continuación se echó a reír. - Qué flipado... - Susurró.

- ¿Cómo? - Zayn la miró.

- Nada, nada. - La pequeña se volvió a abrazar al chico. - Que no te preocupes, hombre... ¡Hazme caso a mí!

Jack y Maka se dieron la mano y salieron del local.

 

Sara bostezaba.

- Deberíamos irnos ya. - Le dijo Niall.

- No. Aguanto. - Respondió ella.

- Solo te quedas porque tienes que hacerte cargo de las llaves... - Liam le sonreía.

- ¡Bah! No estoy tan cansada, en serio.

- Bueno, pero en cuanto quieras marcharte, te relevamos. - Le dijo Liam.

Niall asintió.

- Buff... Zayn está fatal... - Sarita se sentó con sus tres amigos. - Pensé que no iba a querer subir nunca.

- ¿Lo convenciste? - Le preguntó Niall.

- No, salió de él. Pero bueno, mejor. - Dijo sonriente la pequeña.

- Maka también se marchó, con Jack... - Niall hacía recuento de sus amigos. - Quedamos nosotros cuatro; Harry, que está ahí con esas chicas; y Susana...

Liam suspiró.

- Y Susana, que ella verá lo que hace... - Dijo.

Sarita y Sara asintieron observando a la rubia con Matt, no se habían separado en toda la noche.

- ¿Qué llaves quedan? - Preguntó Sarita cogiendo su bolso. - La de mi habitación y la de Maka... - Se la devolvió a Niall. - Porque la tuya se la di a Zayn y la tuya y de Louis la tiene Lidia... - Sarita se había fijado en la cara de cansancio de Sara. - ¡Hala! Puedes marcharte cuando quieras. - Le dijo sonriente. - Ya no tienes llaves que te aten.

Sara le sonrió también.

- Pues van siendo horas ya... - Dijo levantándose. - Espero que Zayn aún no se haya dormido y me abra la puerta.

- Te acompaño. - Liam se levantó.

- No hace falta... De aquí a mi habitación no me voy a perder. - Respondió la chica.

- Pero yo también me quiero ir ya a dormir, así que... - Le dijo él con una sonrisa. - Y la verdad es que no me fío mucho de Louis solo en ese estado. - Rió.

- Está bien. - Sara abrazó a Sarita y Niall por ese orden. - Hasta mañana, putos. No volváis muy tarde.

Ellos les sonrieron despidiéndose con la mano.

 

- Por favor Louis... - Lidia casi le suplicaba, en la puerta de la 501. - ¿Quieres entrar de una vez?

El chico tarareaba la última canción que había escuchado en la discoteca mientras bailaba como podía.

- Baila, Lidia, baila. - Le dijo. - Hay que disfrutar, que la vida son dos días.

Ella no pudo reprimir una risa al contemplar la situación.

- A ver, que mañana es un día duro. - Apoyó sus manos en la espalda de Louis y lo empujó hasta que estuvo dentro de su cuarto. El chico se giró agarrándola de la cintura y metiéndola en la habitación con él. Lidia, ante aquel torpe y repentino movimiento, tropezó con los pies de Louis y este cayó sentado en el suelo. La chica se echó a reír mientras le ayudaba a ponerse en pie. - ¿Te das cuenta? Estás horrible... - Le dijo.

- Quería que pasases conmigo. - Le contestó el chico.

- ¿El señorito querrá también que lo acueste? - Le preguntó ella.

- No... Solo quería un poco de tiempo contigo... - Dijo él volviendo a colocar sus manos en la cintura de Lidia. La chica retrocedió. - Hoy no bailamos nada juntos, nosotros dos solos...

- ¡Te apesta el aliento! - Lidia apartaba su cara de la del chico.

- Lo siento. - Su amigo posó una de sus manos en la mejilla de ella y agachó la cabeza hacia sus labios.

Lidia giró la cara rápidamente.

- Ahora en serio. - Esta, alterada, se deshizo como pudo de los movimientos de Louis.

- Lidia...

- A dormir... Qué descanses. - Dijo saliendo apurada.

Una vez fuera, respiró hondo y caminó hacia su cuarto, asimilando lo que acababa de suceder.

 

Liam y Sara habían llegado hasta la quinta planta en silencio.

- ¡Lu! - La chica vio a su hermana a lo lejos. Esta la saludó alzando un brazo, después desapareció en la 505. Sara se encogió de hombros. - Querrá dormir cuanto antes. - Le dijo esta a Liam, que la acompañaba hasta la puerta de su cuarto. - Gracias por la compañía.

- No te he dado mucha conversación, pero bueno... - Sonrió Liam.

- Yo tampoco a ti. - Ella también sonreía. - Pero la compañía se agradece de todos modos. - De nuevo se hizo un silencio. - Hasta mañana, entonces... - Concluyó ella.

El chico asintió y se despidió con la mano, pero antes de marcharse le volvió a hablar.

- Lo siento, Sara.

Esta suspiró.

- No lo digas más veces. Entiendo tu situación.

- Pero no me comporté como un amigo. - Él sentía que las cosas no iban del todo bien.

Sara miró al suelo.

- Sé que eres un buen amigo y que haces todo lo que puedes... - Insistió.

- ¿Pero de verdad que ya no estás enfadada?

- De verdad. - Ella volvió a mirarlo. - Ya está todo bien.

- Es que no sé, aún tengo esa sensación...

- ¡Lidia! - De la 501 salió Louis. Liam y Sara se sobresaltaron. - ¡Ah! ¡Sois vosotros! - Hablaba dando voces. - ¿Lidia está en su habitación? - El chico caminaba hacia sus amigos a tumbos.

Sara lo miró con los ojos abiertos de par en par, mientras que Liam suspiró yendo hacia él. La chica lo imitó y entré los dos encaminaron a Louis hacia su habitación.

- Te pasaste un poco hoy con el alcohol. - Le decía Liam.

- Puede... Pero ¿Y lo que me divertí? ¡Cómo bailé, tíos! ¡Si es que yo no quería volver! - Sara se reía mandándole bajar el volumen. - ¡Volví porque tu hermana me lo pidió! - Se dirigía a la chica entrando otra vez en su habitación. - ¡Nochaza! - Exclamó.

- Me quedo con este elemento. Tú descansa. - Le dijo Liam a Sara entre risas.

Ella asintió y se dirigió de nuevo a su cuarto después de despedirse de los chicos. Ninguno de ellos era consciente de que Danielle se había despertado alarmada con el jaleo de Louis.

 

En la discoteca, Matt y Susana bailaban juntos. Mientras el chico la besaba el cuello y los hombros apretándola contra él, ella se dejaba llevar. Niall y Sarita conversaban y reían, abstraídos del resto. De las tres chicas que en un principio estaban con Harry, solo quedaba una bastante bebida, que se le arrimaba y lo acariciaba. Él le apartaba las manos malhumorado, sin perder detalle del baile de la rubia y el pelirrojo, pero la chica no se cansaba de insistir. Esta estaba cada vez más cerca de él.

- Llevamos toda la noche así... No me digas que no quieres nada conmigo. - Le decía ella.

Cualquier otro día aquello habría acabado como era de esperar, pero esa noche era diferente.

- Tengo otro objetivo ahora mismo. - Contestó Harry, serio.

La chica lo miró con incredulidad.

- Pues ya me dirás cuál. - Le habló con chulería.

Harry buscó una respuesta rápida.

- Ella. - Señaló con la cabeza a Sarita.

La chica se echó a reír.

- ¡Pero si esa está con el rubio! - Le dijo entre carcajadas.

Él la miró alzando las cejas y caminó hacia su amiga.

- Seguidme el rollo. - Les susurró a Sarita y a Niall. Se sentó entre los dos rodeando con un brazo los hombros de su amiga. - ¿Qué tal la noche? - Le preguntó.

Ni ella ni Niall salían de su asombro.

- Bien... - Respondió Sarita.

- ¿Qué haces? - Le preguntó Niall.

- No sabeis qué. - Sara llegó desplomándose junto al rubio. - ¡Zayn debe estar tan dormido que no me abre la puerta! Y lo llamé veinte veces por teléfono pero no me coge, ni si quiera suena... Lo debe tener en silencio. - Dijo apoyando su cabeza sobre el hombro de Niall y bostezando. Miró a Harry y a Sarita. El primero le acariciaba la mejilla a su amiga. - Pero ¿Qué...? - Le preguntó sorprendida a Niall, que se encogió de hombros. - Y Susana... - Señalaba entonces a su prima, a la que Matt apoyaba contra la pared para seguir besándole el cuello. - Yo creo que del sueño ya tengo alucinaciones. - Dijo la chica.

- Y yo... - Afirmó Niall mirando con el ceño fruncido a Harry y Sarita, que bailaban pegados. - Venga, vámonos. - Le dijo poniéndose de pie. - ¡Duermes en mi habitación y ya está! A Maka no le va a importar.

Sara le sonrió y cogió su mano mientras andaban hacia la salida.

- Gracias. - Le dijo la chica. - Ya pensé que me quedaba a dormir en el pasillo.

 

La habitación de Matt y Jack, en el segundo piso, estaba prácticamente a oscuras. En cuanto este último y Maka habían entrado, él se había lanzado a los labios de la chica, sin perder el tiempo. Maka le correspondía con intensidad. Se encontraban de pie, contra una de las paredes del cuarto. Jack acariciaba el cuerpo de la chica, mientras ella lo despeinaba. Ella estaba centrada en su boca, pero él quería ir más allá e introducía una de sus manos por debajo de la falda de su vestido, subiendo las caricias por su pierna. La apartó de la pared y la llevó hasta la cama, en donde se sentaron los dos. Maka tenía el corazón a cien por hora... Tenía claro hasta qué punto le permitiría llegar, pero las ganas de Jack la asustaban. Aun así, siguió besándolo con fuerza.

"¡¡Buuum, buuum, buuum!!"

Los dos saltaron en la cama y se quedaron mirando la puerta asustados, ya que acababa de ser aporreada.

"¡¡¡¡Buuum, buuum, buuum!!!!"

Los golpes se oyeron de nuevo más fuertes.

- ¿Pero quién es? - Gritó Jack.

- ¡Soy yo! ¡Zayn! - Se escuchó fuera.

Jack suspiró y la mandíbula de Maka pasó a rozar el suelo. Miró al chico a los ojos, con furia, y se abalanzó sobre él para continuar con lo que estaban haciendo ya que, en ese momento, lo que más sentía era una rabia incontrolable... ¿Cómo podía llegar Zayn a tal punto de acoso? ¿Y solo porque se empeñaba en no entender que ella se sabía cuidar solita? ¡Pues poco caso le iba a hacer! Pero una vez más la puerta fue aporreada y Jack se levantó a abrir.

- ¿Quieres algo? - Le preguntó molesto.

Maka vio a Zayn fuera, buscándola con la mirada. Se apoyaba en el marco de la puerta para no caerse.

- ¡Oh! Perdonad... Me confundí de habitación. - Contestó con una fingida cara de sorpresa.

La chica se levantó de la cama y se dirigió hacia la puerta.

- ¿Tú no sabes controlar lo que bebes? - Le preguntó a su amigo, que se encogió de hombros. Ella no pudo evitar sonreír levemente. - Anda, vamos... Te acompaño a tu habitación, idiota. - Le dijo. Zayn sonrió de oreja a oreja sin molestarse en ocultar su felicidad. - Lo siento Jack. - Maka se disculpó con el chico. - Mejor dejarlo para otro día.

Este torció la boca, claramente disgustado, y asintió.

- Buenas noches. - Se despidió.

 

- Pues Maka tampoco está. - Dijo Niall, preocupado.

- Ya lo veo... - Sara estaba asustada.

Niall vio la cara de temor de su amiga.

- Bueno, pero tú no te ralles, estará de fiesta con Jack. Sabes que ella sabe cuidarse.

- Sí... ¿Pero podemos llamarla? - Pidió la chica. - Así me quedaría más tranquila.

El rubio asintió y cogió su teléfono. Marcó el número de Maka pero su móvil sonó en la habitación. Sara resopló y miró a Niall. Él no sabía qué decirle.

- Supongo que tendremos que confiar en que está divirtiéndose. Mañana cuando nos despertemos estará durmiendo aquí.

- Sí... Seguro que sí. - Sara trataba de calmarse a sí misma.

Niall acarició su brazo y le dedicó una sonrisa.

- Mira, esa será tu cama hoy. - Señaló la cama de Maka. - Y ahora mismo te dejo algo para dormir. Te puedes cambiar en el baño ¿Vale? - Propuso el chico revolviendo la ropa de su maleta.

Sara asintió algo más calmada. Entre los pijamas que el rubio le mostró, escogió uno de pantalón blanco largo y camiseta azul de manga corta y se dispuso a cambiarse en el cuarto de baño.

 

Subieron en el ascensor en silencio. Al llegar a la quinta planta, Maka caminó rodeando la cintura de Zayn mientras él se apoyaba en su hombro hasta la 504.

- ¡Al final conseguí separarte de ese pulpo! - Exclamó él victorioso.

- Ssssh... Como despiertes a Paul... - Ella abrió la puerta de la habitación de Zayn.

- ¡A ti no te molesta Paul! ¡A ti te molesta que yo tenga razón!

- ¡Zayn! - Maka trataba de controlarlo. - No chilles. - Le ordenó seria. - Y no digas tonterías, que si no sigo allí con él fue porque me apiadé de ti.

- ¡Sí! ¡Ya! ¡Es que te asustó, lista! Porque quería más, Maka... ¡Quería más y a ti te daba miedo! -Él seguía gritando. - ¡Pero tú no quieres admitir que yo tenía razón!

- ¿Quieres callarte la boca? - La chica se estaba empezando a cansar de sus comentarios y descontrolaba también su tono de voz. - ¡Métete ahí y deja de darme la brasa! - Dijo señalando la habitación del chico.

Entonces escucharon cómo se abría una puerta y Maka metió a Zayn en la habitación, entrando ella detrás.

- ¿Qué haces, Maka? - Él la miraba sorprendido. - Yo hoy no estoy en condiciones...

- ¡Cállate, estúpido! ¡Déjame una camiseta! ¡Rápido! ¡Que creo que es Paul! - Le gritó Maka. - Zayn, cómo se entere de que salimos... ¡Nos cuelga!

El chico asintió, asustado y le lanzó a Maka una camiseta enorme, que ella se puso por encima de su vestido, mientras se descalzaba y corría a junto de Zayn para descalzarlo también.

- Mierda, mierda... - Maka tenía cara de pánico. Zayn se dio cuenta de su miedo. - Tú estate calladito... - Le susurró.

- Maka... ¿Estais bien?

El manager estaba en la entrada de su habitación.

- Sí, sí... Todo bien. ¿Por?

- Porque os vi en el pasillo...

- Sí, es que...  - Maka pensó lo más rápido que pudo. - Es que escuchamos ruidos fuera y...

- Yo también escuché voces. - Dijo Paul. - Y varias veces.

- Pero abrimos y no había nadie. - Intervino Zayn.

Paul lo miró fijamente.

- ¿Y tú te encuentra bien, Zayn?

Maka observaba a su amigo con terror. Él le devolvió la mirada.

- Estoy perfecto. - Contestó el chico. - Muy cansado, nada más.

- Sí... - Paul no estaba muy convencido. - Mañana hay que madrugar. - Dijo. - Descansad, eh.

Maka asintió abriéndole la puerta al manager.

- Chao... - Se despidió. Cerró la puerta. - Te dije que no hablaras. - Riñó a su amigo.

- Quería ayudarte... - Dijo él con cara de pena.

- Vale, vale. No pasó nada. - Se quitó la camiseta y fue hacia sus sandalias. Él se desabrochaba la camisa. - Yo me marcho. Tú acuéstate ya. ¿Estará Niall en la habitación? ¿Qué hora es? - Zayn le tendió su móvil. - ¿Tú sabes cuántas llamadas perdidas tienes de Sara? - Dijo mirando el teléfono. - Pobre... seguro que quiso entrar y no estabas. ¡Y un mensaje! Vale... Sara se queda a dormir en mi habitación. - Dijo devolviéndole el móvil al chico.

- Joder... Mañana le pediré disculpas. - Decía él quitándose el cinturón.

- ¿Quieres dejar de desnudarte? - Preguntó Maka. - Por lo menos espera a que yo me marche.

- ¡Ah! ¿No te vas a quedar? - Le preguntó apenado.

- ¿Yo? ¡No! - Respondió ella. - Ahora mismo vuelvo a mi habitación.

- ¿Voy a dormir solo...? - Insistió el chico mirándola a los ojos.

Maka suspiró.

 

- Ya se marchó. - Le dijo Sarita a Harry mirando a su alrededor.

- Buff... - Él se separó de su amiga. - Muchas gracias. - Le dijo abrazándola. - Lo siento.

- No fue nada. - Respondió ella con una sonrisa. - Yo me voy a marchar ya... Estoy cansada. Y tú deberías hacer lo mismo.

Harry dirigió la vista hacia Susana, que en ese momento también lo miraba a él.

- No... No. Yo me quedo un poco más. - Contestó.

Sarita sonrió y asintió.

- Pues hasta mañana Harry. - Se acercó para darle un beso en la mejilla, cogió su bolso y se marchó.

El chico se sentó en un escalón, mirando al suelo, pensativo, apoyado en sus rodillas. Cuando volvió a levantar la vista, Susana besaba a Matt. Sintió cuánto le pesaba el estómago de repente. Respiró profundamente apartando la mirada. Tarde o temprano ese beso iba a darse... Esperaba que él no pretendiese algo más. Miró otra vez a la chica, Matt bajaba las manos por la espalda de ella hasta lo que no era la espalda. A Harry se le desencajó la mandíbula. Susana subió las manos del chico pero él insistió con sus piernas, ascendiendo por dentro del vestido. Harry se puso en pie como una bala y fue directo hacia ellos. Separó al pelirrojo con brusquedad y se colocó entre los dos.

- ¿Qué haces, tío? - Preguntó Matt asustado.

- ¡Qué haces tú con esas manos! - Le gritó el pequeño, hecho una furia. - ¡Te estás pasando! - Le advirtió acercándose a él apuntándolo con el dedo índice.

- ¡Harry! - El chico se dio la vuelta y vio a Susana mirándolo enfadada. - ¡Tendré que decidir yo si se pasa o no!

Él la miró con agobio. Su respiración era agitada, estaba nervioso. Harry apretaba los dientes.

- Eso. Sí. Haz lo que te dé la gana. - Le contestó. - Eres libre ¿No? - Mientras hablaba iba alejándose. - Yo ya me marcho... Tú verás.

El chico caminó saliendo del local. Se quitó los zapatos, anudó los cordones y se los colgó al cuello. Se había pasado... ¡Pero Matt también! Él no iba a permitir que se comportase con Susana como con una cualquiera, merecía otro trato, con más cariño... Subió al ascensor. El corazón de Harry palpitaba fuerte. Se le había hecho un nudo en la garganta. Ella tenía razón, no era de su incumbencia... Pero había sentido tanto asco al verlos de aquel modo... Era porque, desde su punto de vista, Susana seguía siendo su niña... Sí, era eso. El ascensor llegó al quinto. Seguro que era eso. Tragó saliva para intentar deshacer el nudo de la garganta, pero no lo consiguió. Recordó cuando había conocido a la pequeña, ella siempre tan pendiente de él... Y últimamente le parecía sentirla más lejos... Lo estaba. ¿O no? A lo mejor no lo estaba pero él la quería más cerca, él la quería... La quería, eso lo tenía claro. Como a una hermana, sí. ¡No! ¡No! Así quería a Lidia... Y a Sarita, a Maka y a Sara. Con Susana se sentía el doble de protector. Estaba seguro de que con otra no se habría puesto de aquel modo... Como con Maka. Harry atravesaba el pasillo. Con Maka no se había puesto así, pero es que Maka era mayor... ¿Y? ¡También podían hacerle daño! Llegó a la puerta de su habitación y se sentó contra ella. Enterró la cara entre sus manos, frotando su nuca. Le pesaba la cabeza, fijó su vista en el suelo y dejó caer una lágrima tras otra por su cara. Ese día se había descontrolado, no entendía qué le pasaba. Notó cómo poco a poco el nudo de su garganta se aflojaba. Respiró hondo y levantó la cabeza. Susana salía del ascensor. Lo había visto y había frenado a Matt, que subía con ella. Harry sintió que había hecho el ridículo más grande de su vida.

- Lo siento. - La escuchó decirle al pelirrojo.

La rubia se dirigió hacia su cuarto sin volver a mirarlo. Abrió la puerta.

- ¡Susana! - La llamó, con la voz quebrada. Se encontró con su mirada y un escalofrío lo recorrió de pies a cabeza. - Perdóname... - Le dijo.

Ella suspiró y negó.

- Perdóname tú... - Entró en la habitación y él se quedó parado, con los ojos fijos en aquella puerta... ¿Perdonarla por qué?

 

En la 501, Liam estaba tumbado dándole vueltas a aquella sensación que tenía de que las cosas no estaban arregladas del todo con Sara, ajeno a lo que le esperaba al día siguiente. Louis roncaba en la cama de al lado.

En la habitación 502, Niall y Sara habían recibido un mesaje de Maka y, tranquilos, se habían quedado dormidos en la cama del chico hablando sobre aquella noche tan extraña.

Sarita, en la 503, se había rendido con rapidez. Susana, en la otra cama, repasaba su comportamiento y las reacciones de Harry. Estaba disgustada... Consigo misma.

Maka salía del cuarto de baño de la 504 con una camiseta gigante y unos pantalones cortos de Zayn. Había accedido a dormir allí solo porque se había compadecido de él. Ahora lo observaba dormir plácidamente en su cama, a medio desvestir, con la camisa y los zapatos a los pies de la cama en la que dormiría Maka.

La última habitación, la 505, estaba habitada por una Lidia desvelada, acostada en la cama de su mejor amigo, acariciando sus mejillas para secarle las lágrimas, que no cesaban. Harry, junto a ella, admitía por fin que Susana significaba algo más para él.

 

 

13 comentarios »
Loading… Loading comments…Please wait
Paloma
#1
16 of April of 2012 22:57
G-U-A-U
madre mia que capitulazo, me ha encatado..
pfff que de cosas, aquí los lios amorosos ya empiezan a ponerse mucho mucho más interesante..
bua me ha encantado..
Harry dile a Susana ya lo que sientes de verdad que ahí tiene que suceder algo!
Zayn y Maka tienen una tensión sexual no resuelta que habrá que solucionar dentro de poco!
Lidia ayyy Lidia, que le gira la cara a Louis peroo comoooo!? ajajaj nono eso no se hace!!
Y bueno Sarita y Niall es una parejita que me encanta ambos me parecen tan monos que quiero que pase algo ya!
Por lo que me queda Liam y Sara! a ver si el primero deja a Danielle ya de una vez! y bbueno al menos ya han arreglado su enfado
bua me ha gustado mucho mucho!
Bueno y los dos tipejos esos aprovechados sobran!!
Avatar
#1.1
16 of April of 2012 23:39
Jajajajajaja Al final tenían razón ellos y los chicos iban a lo que iban xD
Pobre Harry, lo pasó fatal con los celos =S Pero también es verdad que Susana siempre estuvo detrás de él y él nunca quiso admitir nada...
Zayn me parte de la risa con su comportamiento, en serio jajaja Es el colmo, pero al final se sale con la suya xD
Lidia toda tímida y sorprendida... No ve al bombonazo que tiene delante jajajaja
Sarita y Niall son cuquísimos, estoy de acuerdo, yo es que te voy a decir un secreto xD Son mi pareja preferida jajaja
Liam y Sara lo arreglaron ya, por fin, como Liam y Niall =)
Me alegro de que te guste, Palomiña, gracias por todo de verdad... Y muchísimas gracias por tus comentarios... Nos animan un montón.
¡Un besiño guapa! =)
Avatar
#2
16 of April of 2012 23:56
madre mia, enorme, pero merece la pena!!!!!!! ostia me ha encantado, es q no se por donde pillarlo todo ajajjaaj
a ver harry...pues ya era hora q admitiera lo q siente por susana, pero porq se siente mal susana? pues por lo mismo, obvio! asiq no se a q esperan!
lidia y louis? q ha pasado ahi?? eh ? pqqq!! claro q louis no iba en condiciones, me he reido mucho con su borrachera jajaja
zayn...le mola maka mogollon! e hizo bien en parar esa situaciion, y maka podria aceptar d una vez q el tenia razon respecto a jack!
bueno sarita y niall alfinal nada??? mmm esq niall se mosqueo con lo de harry!
y que bueno q porfin sara y liam hablen :D a ver q pasa al dia siguiente con danielle :S
enfin, me ha encantado! seguid prontooo :D osquiero chicass <3
Avatar
#2.1
17 of April of 2012 0:23
¡¡¡Muchas gracias Maca!!! =D
Harry pobriño, me da peniña, pero sí, ya era hora xD Y Susana descontroló un poco la situación...
Jajajaja Louis es un caso... Lidia no se esperaba tal cosa jaja
Zayn está como una cabra pero el que la sigue... la consigue, y él consiguió su propósito jaja Maka estaba picada, no le va a dar la razón jajaja
Sí, Niall se picó un poquillo pero bah... Casi nada, ya se le pasará y a ver, a ver si se lanzan jaja
Con Danielle no sé qué ocurrirá... Con esa mujer nunca se sabe =S
Jolines... Me encanta que te guste, de verdad ^^
Muchas gracias por todo Maca, eres un sol =)
¡Te queremos!
Avatar
#3
17 of April of 2012 0:05
Ehhhhhhhhh puti mia!!Yo te comento porque este capítulo lo estaba esperando desde hace mucho,xd ¡Porque es la puta hostia! Jajajajaja
Me escarallo con Louis y Zayn todos borrachos ¡Nochaza!!! Jajajajjaa #putoLouis =D Ainssssssss es q Zayn es un amorciño, "Maka vio a Zayn fuera, buscándola con la mirada" es que no puedo con eso.... =( me da una peniña =( Y Harry todo celoso también me escaralla,jajajja. Niall y Sarita los más cukis entre los cukis y tu y Liam..ejem...ejem...
¡Hala! Se que te hice las ganas que pensabas que era otra persona la que te comentaba ¿A que si? Jajajaja, pues mala suerte,te tienes que conformar conmigo :P Besiños pu ^^
Avatar
#3.1
17 of April of 2012 0:30
¡¡¡Puti!!! Jajaja No te lo vas a creer pero se me ocurrió que a lo mejor comentabas jaja Pues aquí está tu esperado capítulo xD Aunque no sea para tanto sé que a ti te gusta
¡¡Nochaza!! JAJAJAJA Mucho nos reímos con esa palabra jajajaja Está fatal Louis xD Es un espectáculo andante
¡Ah! ¿Era esa la parte en la que te daba pena Zayn? A fina se sale con la suya el condenado, así que xD
Niall y Sarita siempre serán la pareja cuquiña jajaja Y qque nadie intente impedirlo xD
Y Liam y yo pues... Ahí vamos, solucionando problemas =)
Gracias por comentar puti jaja
¡Te amo! JAJAJAJA
#4
17 of April of 2012 16:13
Perdonarme por no pasarme en bastante tiempo (vale, ha sido muchíííísimo) pero me gusta dejar 2 o 3 sin leer para no perder el hilo. Espero que lo entendáis :)
cap xtra-largo eh?
Me ha gustado mucho, a ver si seguís!
Besos!
Summer

(No escribo algo más largo que estoy cansada y me duele tó porque tengo paperas. Sorry :( )
Avatar
#4.1
17 of April of 2012 17:00
Gracias por pasarte, pensamos que ya no nos leías o algo...
Sí, es muy largo xD Estos van a ser así, más largos...
Seguiremos, espero que te gusten
Un beso, mejórate =)
Avatar
#5
17 of April of 2012 17:22
QUE CAPITULO!!!!!! ME ENCANTO!!!!!!!! PERFECTO!!!!!!!!! Quiero más!!!!!!!!!! Sube pronto!!! Beso =)
Avatar
#5.1
17 of April of 2012 19:13
¿En serio te gusta? Jajaja Muchas gracias =) Y gracias por leer y comentar =)
Un beso ^^
Avatar
#6
17 of April of 2012 20:24
Vale, otra vez por partes porque este capitulo vuelve a ser intenso... xD jajaja xD pff no se por donde empezar jaja xD

Es que lo primero que tengo que comentar es Louis... porque estaba leyendolo en clase y casi me pillan la BB por reirme... pero es que si Louis ya es payaso normal, estando borracho es... JAJAJAJAJAJAJAJA DISO MIO XD en serio, lo que me pude reir con los momentazos del Louis borracho xD

Dios, Zayn celoso da miedo, en serio... :S y encima celoso y borracho... :S pobre Maka, se deeria sentir acosada o algo asi jaja xD porque se paso TODA la noche detras de ella :S jajajaja xD aunque bueno, a mi no me importaria que Zayn Malik se pusiera asi por mi :P jajaja (Tranquila Maka, que no te lo toco! :D) pero bueno xD al final hasta le jodio la noche a Jack jajajaja xD

Bueno, Liam y Sara *_______________* jo que bien que hayan hecho las paces, de verdad :$ jajajaja tiene que haber buen rollo entre todos :D que para algo son amigos ^^ (menos con Danielle ¬¬ jaja xD)

Ahora comentar al pobre Harry... :( en serio, me da penita, que mala noche paso para acabar llorando... :( PERO AL MENOS RECONOCIO QUE SIENTE ALGO MAS POR SUSANA!!! :D ya era hora jope *__* JKFJKFJDSKAFAS jajaja :D Ahora tiene que hablar con ella jope, no pueden distanciarse eh?? ¬¬ que me enfado ¬¬ jajajajaja xD

Ay chicas, no se si me queda algo mas que comentar :s es que me lo lei por la mañana e igual se me pasa algo... xD pero bueno, sabeis que me ENCANTA! me considero fan total de vuestra fic *_____* Subid pronto vale?? :D jaja OS QUIERO MUCHOOOOO!!!!
Avatar
#6.1
18 of April of 2012 0:31
Diooos... Aquí llegó Sany con sus súper comentarios que nos enamoran *-*
¿Te reíste de Louis? Es que me quedó un borracho hiperactivo xD Anda que si te pillan la Bb por nuestra culpa =S
Zayn es un acosador en toda regla aunque tienes razón... Ojalá todos los acosadores fueran como Zayn Malik ;) Jajajaja
Tu comentario de Danielle me parte JAJAJAJAJA De momento no se merece que la traten como amiga, no xD
Jajaja A ver qué pasa con Harry y Susana, a ver... A mí también me dio peniña él, la verdad =S
Qué riquiña tú que te consideras fan total ='') Gracias por todo Sany, por leer, votar, comentar dando tu opinión sobre todo y animarnos a seguir =D ¡¡Te queremos un montonazo guapa!! Porque eres un solciño =')
essaywritingservice.co
#7
26 of September of 2012 20:22
Our soul and brain aren't a good friends.They are even enemies.There arealways some antagonisms inside of you.

Leave comment as:

          Loading

Write down the characters shown in the following image, differentiating lower and upper case letters

Harry

Harry

Liam

Liam

Louis

Louis

Niall

Niall

Zayn

Zayn

Código HTML